Cadera en resorte interno: Causas y tratamiento

Autor de la Entrada

Tabla de Contenidos

¿Has notado un chasquido o bloqueo en la cadera al moverte? Esto podría ser síntoma de la cadera en resorte interno. Esta condición causa dolor y reduce la movilidad. Es más común en mujeres jóvenes y deportistas que hacen movimientos repetitivos.

La lesión ocurre cuando el tendón del músculo iliopsoas choca con la eminencia iliopectínea. Esto puede deberse a cambios óseos o a una inclinación de la cadera. En algunos casos, la cadera en resorte puede ser intraarticular, causada por un cuerpo libre que bloquea la articulación.

Si piensas que tienes cadera en resorte interno, es clave buscar un diagnóstico y tratamiento rápidos. Esto te ayudará a aliviar el dolor y prevenir problemas como la tendinitis o la artritis de la cadera. En este artículo, veremos las causas, síntomas y tratamientos para la cadera en resorte interno. Así podrás recuperar tu movilidad y disfrutar de tus actividades sin dolor.

¿Qué es la cadera en resorte interno?

La cadera en resorte interno afecta a mujeres y hombres de 15 a 40 años. Ocurre cuando el tendón del músculo iliopsoas se mueve de forma brusca sobre el hueso coxal. Esto causa un chasquido audible.

Definición de cadera en resorte interno

Se trata de un resalte del tendón del músculo iliopsoas sobre un relieve óseo del hueso coxal. Es más común en mujeres y deportistas que hacen movimientos repetitivos. Esto incluye saltar, bailar o remar.

Síntomas característicos de la cadera en resorte interno

Los síntomas incluyen:

  • Chasquido audible en la cadera al moverla
  • Dolor lateral superficial o anterior profundo en la zona inguinal
  • Discrepancia en el movimiento de las piernas al caminar
  • Aumento de flexión de rodilla al caminar
  • Dolor al palpación del trocánter femoral y de la fascia lata o cuádriceps

La cadera en resorte interno puede ser asintomática o causar dolor. Aproximadamente el 30% de las personas con esta condición siente dolor. Este dolor puede ser causado por inflamación y fricción repetida.

Características Detalles
Prevalencia por género Más común en mujeres
Rango de edad más afectado 15-40 años
Porcentaje de casos con dolor 30%
Músculos frecuentemente involucrados Iliopsoas, psoas ilíaco

La rehabilitación de cadera es clave para tratar esta condición. Incluye modificaciones en actividades deportivas, terapia física, crioterapia e infiltraciones de corticoides. En casos graves, puede ser necesario el tratamiento quirúrgico.

Factores que contribuyen a la cadera en resorte interno

La cadera en resorte interno puede deberse a varios factores. Entre ellos, se incluyen la dismetría de las piernas y actividades que requieren movimientos grandes y repetitivos. También, ciertas alteraciones anatómicas, como el aumento de tamaño de ciertas estructuras óseas, pueden influir.

Alteraciones anatómicas que favorecen la cadera en resorte interno

La cadera en resorte interno se ve más común cuando hay un aumento en la prominencia ósea del fémur. Otras condiciones como la anteversión de la pelvis y el engrosamiento de ciertos ligamentos también pueden causarla. Estas alteraciones son más frecuentes en mujeres de 15 a 40 años.

En este grupo, solo alrededor del 30% experimenta dolor. Esto muestra que no siempre hay dolor asociado a esta condición.

Actividades físicas que pueden desencadenar la cadera en resorte interno

Esta lesión afecta a deportistas, especialmente a quienes practican saltos, danza y remo. Hasta un 43.3% de las bailarinas de ballet pueden padecerla.

Además, movimientos cotidianos como caminar o levantarse de una silla pueden causarla. Esto ocurre porque estos movimientos requieren flexión y rotación de la cadera, lo que puede desencadenar el resalto si hay una condición anatómica subyacente.

Factor contribuyente Descripción
Dismetría de miembros inferiores Más frecuente en la pierna más larga
Alteraciones anatómicas Aumento de tamaño de la eminencia iliopectínea, irregularidades en la espina ilíaca anterosuperior, anteversión de la pelvis, engrosamiento del ligamento iliofemoral
Actividades físicas Movimientos repetitivos y amplios rangos de movilidad de la cadera (salto de vallas, danza, remo)
Movimientos cotidianos Caminar, levantarse de una silla

En conclusión, la cadera en resorte interno se debe a una combinación de factores anatómicos y biomecánicos. También a actividades que requieren movimientos grandes y repetitivos. Conocer estos factores es clave para prevenir y manejar esta condición.

Diagnóstico de la cadera en resorte interno

Para saber si tienes una cadera en resorte interno, un especialista hará una revisión completa de tus síntomas. También hará una inspección física minuciosa. Además, pedirá pruebas de imagen como la resonancia magnética para descartar otras enfermedades que podrían causar dolor.

Exploración física y pruebas funcionales para detectar la cadera en resorte interno

El médico intentará hacer que suene la cadera como si estuviera en resorte. Usará pruebas específicas como la prueba de Ober y el test de FADIR. Estas pruebas ayudan a saber si no es otra cosa lo que te duele.

La prueba de Ober mide la tensión de la banda iliotibial. El test de FADIR, por otro lado, busca el pinzamiento femoroacetabular. Ambas son clave para diagnosticar la cadera en resorte interno.

Estudios de imagen para confirmar el diagnóstico de cadera en resorte interno

La exploración física y las pruebas funcionales son importantes, pero los estudios de imagen son cruciales para confirmar el diagnóstico. La ecografía y la resonancia magnética muestran claramente el resalte del tendón del psoas iliaco. Esto confirma que tienes una cadera en resorte interno.

Prueba diagnóstica Utilidad
Resonancia magnética de cadera Descartar otras patologías y confirmar el diagnóstico
Prueba de Ober Evaluar la tensión de la banda iliotibial
Test de FADIR Detectar pinzamiento femoroacetabular
Ecografía de cadera Visualizar el resalte del tendón del psoas iliaco

Las radiografías pueden ser útiles, pero no son suficientes para diagnosticar una cadera en resorte interno. Por eso, la resonancia magnética y la ecografía son las mejores opciones.

Tratamiento conservador para la cadera en resorte interno

Tratamiento Conservador Para La Cadera En Resorte Interno

Al diagnosticar una cadera en resorte interno, el tratamiento inicial es conservador. Este enfoque busca aliviar la inflamación y el dolor en la fase aguda. También se enfoca en fortalecer los músculos de la cadera y mejorar su flexibilidad. Los estiramientos de la banda iliotibial y del músculo psoasilíaco son clave, junto con los antiinflamatorios.

En algunos casos, se pueden usar infiltraciones con corticoides y anestésicos locales para reducir inflamación y dolor. Si hay bursitis, es bueno descansar hasta que la inflamación desaparezca. Durante este tiempo, se pueden usar compresas frías y analgésicos para aliviar el dolor.

La terapia física es esencial en el tratamiento conservador. Un buen programa de rehabilitación incluye ejercicios de fortalecimiento muscular y estiramientos específicos. Algunos ejemplos de ejercicios efectivos son:

  • Zancadas: Realizar de 8 a 12 repeticiones con cada pierna, manteniendo una postura correcta y enfocándose en la activación de los glúteos.
  • Sentadillas isométricas: Hacer de 3 a 5 series, manteniendo la posición durante 30 segundos en cada repetición.
  • Estiramientos del psoas: Prolongar el estiramiento durante 15-20 segundos, repitiendo 2-3 veces en cada lado.
  • Fortalecimiento del glúteo medio: Realizar 10 repeticiones con cada pierna, utilizando bandas elásticas para añadir resistencia.
Opción terapéutica Beneficios
Estiramientos de banda iliotibial y músculo psoasilíaco Mejoran la flexibilidad y reducen la tensión en las estructuras afectadas
Infiltraciones con corticoides y anestésicos locales Disminuyen la inflamación y el dolor de forma localizada
Terapia física para cadera Fortalece la musculatura, mejora la estabilidad y corrige desequilibrios biomecánicos

La mayoría de los pacientes con cadera en resorte interno mejoran con el tratamiento conservador. Este incluye estiramientos, fisioterapia, osteopatía, ejercicios, infiltraciones y antiinflamatorios. Con un enfoque integral y personalizado, se puede aliviar el dolor y recuperar la función normal de la cadera.

Opciones quirúrgicas para la cadera en resorte interno en casos resistentes al tratamiento conservador

Si tu cadera en resorte interno no mejora con el tratamiento conservador, la cirugía puede ser una opción. Esta intervención se reserva para casos graves donde el dolor y la limitación son grandes. Es importante que tu médico evalúe bien tu caso antes de decidir.

Si el dolor te impide hacer tus actividades diarias y el tratamiento conservador no funciona, la cirugía puede ser la mejor opción. Ayudará a aliviar el dolor y mejorar la función de la cadera.

El tipo de cirugía que necesitas dependerá de la causa de tu cadera en resorte interno. En algunos casos, se trata de liberar o alargar tendones. En otros, se reparan o reconstruyen estructuras dañadas. La cirugía endoscópica es una técnica preferida para tratar el glúteo medio, una causa común de cadera en resorte.

La cirugía es un paso importante en algunos casos, pero no es la única opción. Muchas personas con cadera en resorte interno mejoran con tratamientos no quirúrgicos. Tu médico te ayudará a decidir qué tratamiento es mejor para ti, considerando los riesgos y beneficios.

FAQ

¿Qué es la cadera en resorte interno?

La cadera en resorte interno ocurre cuando el tendón del músculo iliopsoas se mueve sobre un relieve óseo. Esto produce un chasquido y dolor en la cadera al moverse.

¿Cuáles son los síntomas más comunes de la cadera en resorte interno?

Los síntomas incluyen un chasquido audible y dolor en la cadera. Este dolor puede ser lateral superficial o anterior profundo. No duele sin hacer ejercicio.

¿Qué factores contribuyen al desarrollo de la cadera en resorte interno?

Factores como la dismetría de piernas y actividades con movimientos extremos pueden causarla. También lo pueden hacer alteraciones óseas y elongación muscular.

¿Cómo se diagnostica la cadera en resorte interno?

El diagnóstico incluye exploración física y resonancia magnética. También se hacen pruebas funcionales como la prueba de Ober para confirmar el chasquido.

¿En qué consiste el tratamiento conservador para la cadera en resorte interno?

El tratamiento conservador incluye estiramientos y antiinflamatorios. En algunos casos, se usan infiltraciones con corticoides. Si hay bursitis, se debe evitar el ejercicio hasta que la inflamación desaparezca.

¿Cuándo se considera la cirugía para tratar la cadera en resorte interno?

La cirugía se considera si el síndrome impide actividades o no mejora con tratamiento conservador. En estos casos, el médico evaluará opciones quirúrgicas.
Scroll al inicio